26/5/09

Órbita cementerio

Me gustaba ella.
Ella, sólo ella, reconocible en medio de este mostruoso criptograma cuántico que es el universo.
Y si hubiera sido un hombre, me habría gustado también.
Porque lo que importa es la esencia.
La irrepetible combinación de hidrógeno, helio, oxígeno, metano, neón, argón, carbono, azufre, sicilio y hierro que hace a una persona diferente de todas las otras.

(Beatriz y los cuerpos celestes, de Lucía Etxebarría)



0 huellas:

Publicar un comentario

huellas